7 consejos para buscar trabajo y armar tu CV




Te compartimos 7 tips para la búsqueda laboral de Silvina Labanca, Gerente de Recursos Humanos, que te cuenta qué datos no pueden faltar en tu CV, en qué orden ubicarlos, cómo destacarte frente a otros candidatos, qué escribir en una carta de presentación, ¡y mucho más!










1. Datos recomdables al inicio de tu CV:

-Nombre completo.

-Datos de contacto (teléfono - mail). ¡Chequeá que sea correcto! (¡En serio, chequeá!).

-Edad/fecha de nacimiento. Este dato es muy importante a la hora de evaluar los logros del candidato y su trayectoria laboral vs. su edad.

-Foto. ¡No olvides tu foto! Genera más empatía y confianza a la hora de analizar un CV.


2. Orden y prioridades en el CV:

-Cuando confecciones tu CV, asegurate de comenzar por tu última o actual experiencia laboral y terminar por la primera. Destacá sólo aquellos puestos que suman a tu perfil profesional y tu horizonte laboral.


-¿Qué detallo primero? ¿Estudios o experiencia laboral? Como casi siempre en la vida, depende: Cuando leas la publicación del puesto de trabajo, fijate qué es lo que están buscando, leé detalladamente el anuncio de trabajo para intentar descubrir qué es lo que más se está valorando para este puesto en particular.

Por ejemplo, ¿el anuncio hace hincapié en la profesión o en los años de experiencia? ¿Piden cualidades específicas (liderazgo de equipos, gestión de proyectos) o conocimientos técnicos? Prestando atención, vas a saber qué resaltar de tu carta de presentación a tu posible nuevo puesto de trabajo.


3. ¿Cómo puedo destacar mi CV entre tantos candidatos? Hay varias formas de hacerlo. Una de ellas es detallando tu perfil y/o tus objetivos:

-¿Dónde? Inmediatamente después de tus datos personales/de contacto.

-¿Cuánto? No más de un párrafo. La idea es que sea "cortito y al pie", para poder mantener la atención del reclutador.

-Si detallás tu perfil, incluí tus cualidades, herramientas,  fortalezas, etc.

-Si elegís poner tu objetivo laboral, explicá qué desafíos buscás, qué querés aprender, cómo/con quien te gustaría trabajar, e información similar.

-Evitá que sea demasiado "cliché" (“soy proactivo, puntual, organizado...”). Pensá bien qué es lo que sentís que te destaca de los demás, y cuál puede ser tu aporte sincero y real a un nuevo equipo de trabajo.

-Si vas a optar por describir tu objetivo laboral, no digas "quiero trabajar en una empresa" si estás aplicando al Gobierno o una ONG (sí, esto pasa seguido).






4. Si vas a enviar un mail/carta de presentación/CV postulándote a un puesto de trabajo, siempre chequeá que la presentación coincida con el puesto ofrecido:


Por ejemplo, si aplicás para trabajar en el Gobierno, no "copies y pegues" el mismo mensaje que enviaste a una PyME ("quiero trabajar en su empresa porque..."). Si lo hacés, es muy probable que ni siquiera abran tu currículum ni evalúen tu perfil, que quizás era extremadamente idóneo para el puesto.

A la hora de destacarse en una búsqueda hasta lo más mínimo cuenta, lleva tiempo, ¡pero vale la pena!


5. "Me piden remuneración pretendida... por las dudas no voy a especificar. Si pongo mucho quizás no me llamen y si pido poco quizás me paguen menos de lo estipulado". ¡Falso! Pero, ¿por qué?:


-En primer lugar, si en el anuncio especifican que detalles la remuneración pretendida y enviás tu CV sin ese dato, va a parecer que no leíste el anuncio con atención y es probable que hayas aplicado a varios puestos, pero ninguno que realmente sea de tu interés.

-Por lo general, y en la gran mayoría de los casos, el sueldo del puesto ya fue determinado antes de iniciar la búsqueda

-Si la suma pretendida es mayor a la que ofrecen por el puesto es mejor que lo sepan y no te llamen a una entrevista para un puesto que no vas a tomar. Todos sabemos cuánto necesitamos, cuánto queremos y cuál es nuestro valor en el mercado. ¡No pierdas tu tiempo! Ya aparecerá el puesto ideal para vos.
También puede ocurrir que te llamen de todas maneras (aunque es menos probable) y, si tu perfil encaja perfecto y quieren que formes parte de su equipo, evalúen la posibilidad de aumentar el monto y tentarte con una nueva oferta salarial.






6. Recomendación para estudiantes:

La gran mayoría de los estudiantes en busca de nuevos desafíos laborales nos aclara el año de la carrera que se encuentran cursando (por ejemplo: “Ingeniería Industrial - Cursando 3er año - UTN”).

Mi recomendación es que, además, aclares la cantidad de materias aprobadas que tenés. No es lo mismo haber simplemente cursado que haber aprobado los exámenes correspondientes. Aclará el total de las materias del plan de estudio. Decir que tenés 15 materias aprobadas no dice nada en sí mismo, pero sí es valioso si el total de materias fuera 20 (¡75% de la carrera adentro!).


7. Una vez que conseguiste la entrevista:

Cuando te llamen para coordinar una entrevista laboral, si la empresa/organización no te deja datos de contacto, siempre pedí un teléfono o mail por cualquier eventualidad.

Podes enfermarte, demorarte en el tráfico o no encontrar dónde estacionar y nunca está demás avisar estas pequeñas eventualidades para pautar otra entrevista o avisar que estarás llegando unos minutos tarde. Además, te asegura tener alguna información de quien te está citando a la entrevista.












Búsquedas relacionadas

G-A